Imagen Moltrasio profile pic.jpg

LUCAS MOLTRASIO

Arte & Creatividad

Lucas Moltrasio es un artista contemporáneo inusual y polifacético. Mantiene una exploración constante desde su adolescencia, reforzada por sus inicios formales en Artes Visuales en el IUNA, atravesando la Universidad Torcuato Di Tella, variados talleres con artistas y teóricos, y creando actualmente en su estudio en Gachi Prieto Arte Contemporáneo. Sus obras trascienden los medios convencionales, y van desde la plástica hasta la construcción de máquinas, pasando por la composición literaria, la creación de juegos de mesa, la escultura con materiales poco comunes, y la creación audiovisual.

Nace el 30 de julio de 1981, en Argentina. Estudia Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional de las Artes (IUNA) y realiza cursos y talleres con artistas y teóricos, como Marcelo Cohen, Graciela Speranza, Florencia Battiti, Diego Bianchi, Mónica Girón y Alejandra Roux, entre otros. Entre 2004 y 2008, deja casi por completo la pintura y se dedica a escribir una novela semi autobiográfica titulada El innecesario caso de TOC y el DACC, cuyo contenido aún asedia vital y permanentemente su plástica. Nace Tomás Cabalsa.

Retoma la pintura en 2009 con una particular técnica de montaje: pinta y superpone placas de celuloide transparentes. Empieza a recortar y pegar sus dibujos y a armar sus obras como si fueran tableros de juegos de mesa.

En 2012, obtiene la beca Pensar con los ojos a cargo de Marcela Gasperi y desarrolla su Diccionario de Relaciones Paradigmáticas Arbitrarias. En 2015, realiza el Programa de Investigación y Seguimiento de Proyectos en la galería Gachi Prieto y participa de la clínica de obra a distancia con Claudio Roncoli, con quien empieza a definir el estilo de pintura de Tomás Cabalsa, su más prematuro alterego. Durante 2016 y hasta la actualidad, hace clínica de obra personal con Andrés Waissman y trabaja, principalmente, en el relato de sus artistas ficticios, con especial hincapié en Marcos Vincic, el joven inventor de juegos de mesa. En 2017, queda seleccionado para participar de Cavallero Juventus y realiza una muestra colectiva en el espacio. Allí da a conocer, brevemente, su teoría sobre la terapia industrial y crea una máquina para quitarle un miedo a Juan Cavallero. Nace así Federico Koch.

En 2018, participa de una muestra colectiva curada por Alfredo Aracil y hace su primera muestra individual en el Centro Cultural Borges titulada Trastornos ilustrados, de la mano de ZINK industrias creativas. En ella presenta su primer relato ficcional sobre la historia del pintor Tomás Cabalsa. Empieza a dividir sus trabajos e ideas en distintos alteregos que se transforman en personajes. Son ellos quienes, a partir de este año, empiezan a ponerle rostro a sus preocupaciones.

A través de su obra plástica, sus relatos y sus naipes y juegos de mesa, nos presenta historias ficcionales basadas en las experiencias sensibles, ansiedades, trastornos y desarrollos teóricos propios y del colegio artístico al que pertenece, siempre manteniendo una intensa cercanía a los movimientos artísticos populares, con clara atmósfera de cultura underground, una paleta sincera y despierta, cierto primitivismo disruptivo en sus colores pop, sus íconos, sus representaciones lúdicas, su imaginería, y una mordacidad cruda y tangible que no deja de sorprender.



Lucas Moltrasio // Artista exclusivo de ZINK industrias creativas®